AJUSTE DE LA FRAGMENTACIÓN DE PAQUETES EN UNA WLAN.
   
  INTRODUCCIÓN :
  Para poner a punto una red inalámbrica, tenemos que tener en mente, entre otros parámetros, la estabilidad del sistema, con unas tasas de transferencia de datos máxima en relación con los paquetes perdidos. Hay que buscar pues un equilibrio entre estos dos valores.

Uno de los ajustes que menos conocen los usuarios es la fragmentación de los paquetes de datos. Esta capacidad nos permitirá mejorar la transmisión en las ocasiones que tengamos problemas de interferencias o pérdidas de señal.

   
  Vamos a dar un apunte sencillo y sin entrar en tecnicismos del uso de la fragmentación.
   
  FUNCIONAMIENTO:
 

La fragmentación consiste en dividir los datos que queremos enviar en pequeñas porciones que se envían independientemente entre el emisor y el receptor de la misma.

Una vez recibidos todos los paquetes, el receptor reagrupa los datos y crea el paquete completo. Esto permite, que en caso de perder algunas tramas, cuando tenemos interferencias, podemos retomar la transmisión en un punto más concreto, sin tener que volver a enviar un número de datos mayor.

La fragmentación reduce la velocidad de transmisión en enlaces que tengamos buena señal, bajo nivel de ruido y pocas colisiones, pero la mejora en las ocasiones que tengamos problemas de enlace. Esto se debe a que cada paquete fragmentado añade varias cabeceras a los datos enviados, creando más tráfico en la red, pero bajando el número de datos útiles para el usuario.

Es aconsejable bajar el tamaño de los paquetes cuando tengamos que enlazar con dispositivos móviles o equipos clientes que se encuentren en zonas difíciles. En enlaces punto-punto controlados, podemos dejar el valor al máximo, que equivale a desactivar la fragmentación.

Para ajustar el valor idóneo de fragmentación, tenemos que analizar las colisiones presentes en la red. Si tenemos menos de un 5% podemos considerar desactivar la fragmentación. De lo contrario, probaremos a ajustar a un valor intermedio, como puede ser a 1000 bytes. Observamos el comportamiento con este valor y jugamos con los valores superior e inferior para ver si mejora o empeora, hasta que demos con el ajuste óptimo. Ni que decir tiene que esto es un poco arbitrario, ya que las condiciones del enlace son cambiantes. No es lo mismo realizar el ajuste a las 12 del mediodía que de noche, pero es un buen punto de partida.

Hay que tener en cuenta que el uso de los parámetros RTS/CTS puede ser una mejor solución a los problemas de colisión, antes que la fragmentación.

   
  NOTAS FINALES:
  Podemos emplear herramientas de simulación de redes, por ejemplo Opnet, que dispone de una versión gratuita para estudiantes, para crear nuestro entorno y realizar las pruebas pertinentes.
   
  http://www.opnet.com/
  Manual Opnet en castellano: (Versión en PDF).
 
  CLAVES DE BÚSQUEDA :
dd WRT
  Fragmentation Threshold.
  Fragmentación de paquetes en una red inalámbrica.
   
  Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
  2007.Luis Miguel Felipe Morales.
   
  <<< IR A MENU DE DOCUMENTACIÓN.

 

Direcciones y telefonos Ir a la portada Servicios